Esto Solo Puede Mejorar

Desarrollo Personal con Raquel Rodríguez

Tag: vacaciones

Síndrome Postvacacional

Pincha en la foto para ver mi vídeo sobre el síndrome postvacacional…keep calm and bye bye holidays!

Una mujer emocionalmente inteligente de vacaciones

Agosto. Las preocupaciones puestas en remojo como garbanzos en el agua salada del océano. Felicidad: de vacaciones hasta de pensar en porcentajes.

Ha llegado de nuevo agosto, el calor, los días libres y la posibilidad de observar el horizonte azul en la playa mientras las olas te mojan los pies y te refrescan el alma.

Esta semana me toca poner en uso la inteligencia emocional y concretamente voy a hacerlo centrándome en mi, en la inteligencia intrapersonal, es decir, saber como tratarme a mi misma, que es algo fundamental. ¿Sabes cómo querido diario? Pues practicando mi estilo nadando de espaldas y comiendo helados de chocolate, especificamente, haciendo lo que me gusta más hacer: disfrutar del lado hedónico de la vida.

Y no es una cuestión de desinterés con la fortaleza que nos concierne, sino de merecido descanso. Ya hace 6 meses que estamos aquí en este pequeño experimento de potenciar mis puntos fuertes y estoy aprendiendo mucho. Empiezo a ver los frutos de las semillas plantadas y creo que me he ganado un tiempo de barbecho psicológico para seguir siendo fértil en futuras cosechas.

Por lo que estoy firmemente decidida a tomarme tan enserio mi descanso como mi trabajo. Quiero hacerme cargo responsablemente tanto mis obligaciones como la escucha de mis necesidades.

¿Por qué? Porque hay un mundo mejor, pero está dentro de este y aparece cuando tienes el tiempo de quedarte mirando un atardecer con gaviotas a tu alrededor. A veces, parece que la vida sea un trayecto en el que estamos inmersos y en el cuál no tenemos tiempo para contemplar el paisaje.

Y al final, ¿de que sirve tener un destino al que llegar? ¿No será solo una excusa para realizar un viaje apasionante?

La importancia parece estar en el camino y yo deseo vivir intensamente cada recodo del mismo, parándome cuando quiera admirar las vistas a descansar y continuando después, con energías e ilusiones renovadas, sin cansancio… con ligereza.

Todo camino que se precie (lo suficientemente largo e interesante como para transitar durante una vida), está compuesto de etapas y estas se separan por descansos. A su vez, cada simple etapa está compuesta por pasos, y entre paso y paso debes tener un instante para respirar y admirar el paraje que te rodea. Si no, ¿Cómo sabrás por dónde vas? ¿Cómo tendrás energías para llegar hasta al final?

Puede que lo importante no sea llegar al objetivo sino saberte en la dirección correcta y a un ritmo que puedas mantener con comodidad, disfrutándolo.

Raquel Rodríguez

Powered by WordPress & Theme by Anders Norén