Comienza septiembre y con el final del verano y ”la vuelta al cole” igual te decides a proponerte nuevos objetivos para este curso, actividades que te hagan ilusión, por ejemplo.

Pero…te has preguntado alguna vez ¿Cómo deben ser los objetivos para facilitar su consecución?. Pues uno de los primeros pasos es definirlos bien, para ello deben ser “SMART”, es decir, objetivos inteligentes o espabilados.

  • Específicos (Specific): No vale decir “hacer más deporte en general…” mejor puedes decir “salir a andar media hora los martes y jueves de 7 a 7:30 de la tarde por el parque de al lado de mi casa”.
  • Medibles (Measurable): ¿Puedes medir más deporte?, ¿no es más fácil medir andar media hora los martes y jueves después del trabajo?.
  • Realizables (Achievable): ¿Tienes los recursos necesarios?, en nuestro ejemplo, ¿estás libre en ese horario esos días?,¿tienes un parque cerca?, ¿zapatillas de deporte?…
  • Realistas (Realistic): Decir “voy a correr 2 horas al día” igual es imposible en un comienzo y solamente te llevaría a la frustración y el abandono de tus intenciones positivas.
  • Temporalizado:  En nuestro ejemplo está claro cuando lo harás y lo conseguirás en cuanto empieces. A las 8 del martes ya serás consciente, para bien o para mal, de si lo estás cumpliendo o no.

Bueno, ahora que ya sabes estos tips…¡¡a reformular!!!… y no te quedes en un montón de buenas intenciones 😉